Matrimonios o de la visibilización de ambos

Posted on 14 abril, 2013

1


por Lena García & Mathew Smith

Dice el refranero que detrás de cada gran hombre, hay una gran mujer. Son muchas las veces que las esposas de grandes pensadores, activistas, políticos, economistas, etc. son invisibilizadas detrás de la figura de su esposo y compañero. Ésta es una recopilación en continua expansión que intenta, tímidamente, recopilar estas mujeres, a estos matrimonios.

~~

Marianne Weber (1860- 1954) “Socióloga alemana y activista por los derechos de la mujer. Casada con el padre de la sociología Max Weber y responsable de la publicación de su obra cumbre: “Economía y sociedad”. Fue una de las primeras mujeres en doctorarse, y también fue pionera en la orativa pública frente a oyentes masculinos.  Sus escritos analizan el papel asignado al hombre y destacan la importancia de la educación para lograr la equidad, abordan la cuestión de la doble jornada y denuncian cómo las mujeres ganan menos por igual trabajo.

Igualmente, parte de una distintinción clasista en la desigualdad de la mujer, señalando como en los estratos más pobres, se agudizan los problemas asociados al sexo femenino.

Uno de sus trabajos principales es: “Autoridad y autonomía en el matrimonio“, del cual podemos encontrar un estracto traducido al castellano en nuestra biblioteca.”

Fuente: http://sociologosplebeyos.com/2013/04/14/las-madres-de-la-sociologia-el-papel-de-la-mujer/

Mileva Marić fue una matemática serbia. Compañera sentimental e intelectual, colega, confidente y primera mujer de Albert Einstein. Se conocieron en 1896 en el Instituto Politécnico Federal de Zurich, donde estudiaron juntos la carrera de física y se enamoraron.

Mileva le ayudó con las matemáticas, asignatura en la que ella era más brillante, y Einstein reconoció en unas cartas que debatía con ella sus teorías de la relatividad.

Se casaron en 1903 y tuvieron 3 hijos. La casa, el cuidado de los hijos y del marido la apartó de la ciencia y la convirtió en una mujer invisible.

En 1912 Einstein le pone los cuernos a Mileva con su prima Elsa a la que le contaba de una manera despiadada que trataba a Mileva como “a una empleada a la que no puedo despedir. Tengo mi propio dormitorio y evito estar solo con ella. De esta manera puedo tolerar bastante bien el tener que vivir juntos”. Un tiempo después Einstein le comunica por escrito las reglas de convivencia que acaba de redactar para seguir juntos…

1) Te encargarás de que:
– mi ropa esté en orden
– se me sirvan tres comidas regulares al día en mi habitación.
– mi dormitorio y mi estudio estén siempre en orden y que mi escritorio no sea tocado por nadie, excepto yo.

2) Renunciarás a tus relaciones personales conmigo, excepto cuando éstas se requieran por apariencias sociales.

3) En especial no solicitarás:
– que me siente junto a ti en casa.
– que viaje contigo.

4) Prometerás explícitamente observar los siguientes puntos cuanto estés en contacto conmigo:
– no deberás esperar ninguna muestra de afecto mía ni me reprocharás por ello
– deberás responder de inmediato cuando te hable,
– deberás abandonar el dormitorio o el estudio de inmediato y sin protestar cuanto te lo diga.

En 1921 Albert Einstein ganó el Premio Nobel y entregó la parte económica del premio a su ex mujer como reconocimiento a la coautora de su premiada teoría

Fuente: feministas ácidas a través de http://gloriabendita-mmm.blogspot.com.es/2012/08/einstein-el-machista.html

Anuncios
Posted in: Ignorancia