Cómo el nuevo anuncio de La Primitiva contribuye a la violencia de género

Posted on 17 noviembre, 2013

26


por CarrieCandice

Que un anuncio como el de Vodafone, multinacional capitalista, evoque al consumismo de forma directa y sin disimular es algo que tiene lógica.

Pero que lo haga un anuncio de una entidad pública es, ya, la repanocha.

Sin embargo, hay algo que aún supera más la desfatachez del mundo en el que vivimos y es el hecho de que, a día de hoy -17 de noviembre de 2013- hayan 54 mujeres asesinadas por sus maridos (un total de 700 en la última década) y aún la mayoría de la ciudadanía no sepa relacionar estos hechos con el alrededor capitalista y consumista que nos impregna, creyendo mucha de esta gente que simplemente hay hombres malos como el coco que vienen y matan a sus esposas.

No hay derecho que se nos planten artículos con titulares como el WhatsApp destruye una gran cantidad de parejas¹, que el aumento de agresión machista se esté dando entre las parejas más jóvenes y que ni tan siquiera así desarrollemos un poquito nuestra capacidad crítica para ir a los orígenes del problema y tener claro qué coño está pasando en nuestro alrededor.

Vivimos en un mundo donde se nos hostiga la necesidad de tener cosas. Hemos superado ya incluso la fase de posesión. Hay una gran diferencia entre posesión y propiedad que deberíamos empezar a tener clara. Poseer significa apropiarse de una cosa, hacerla tuya, pero teniendo en cuenta que esa cosa pertenece a otra persona. Por ejemplo, cuando alquilamos un piso. Tener la propiedad de un objeto va mucho más allá y es que ese objeto pasa a ser tuyo en un 100%, es de tu propiedad.

Una sociedad que fomente ya no la posesión, sino la propiedad sobre las cosas, está fomentando que ésta sea la única forma en que las personas sepamos relacionarnos. En un mundo donde la mujer en múltiples ocasiones es entendida, aún, como objeto y no como sujeto, se ha pasado de querer “solamente” poseerla a que ésta pase a ser propiedad de la persona que ejerce ese control.

Hasta el momento, en un gran número de ocasiones, el chico ejercía el control sobre la chica durante el tiempo en que éstos eran pareja. Pero ahora se está yendo mucho más allá: el chico es propietario de la chica, de tal forma que ni tan siquiera cuando la relación se termina, él siente que pierde el control sobre ella. Las situaciones que nos encontramos hoy en día son muestras claras de esto. Por ejemplo, la sextorsión. Los chicos amenazan a sus exparejas con que hagan lo que ellos deseen si no quieren, éstas, que sus fotos desnudas sean difundidas por ellos mismos por toda la red². Aquí vemos cómo se ha pasado de la violencia basada en la posesión a la propiedad. Ya no solamente se pretende ejercer una dominación sobre la mujer durante el tiempo que ésta sea su pareja, sino que posteriormente, cuando ésta decide romper con la relación, no se respecta esa decisión y se la amenaza con continuar en la relación si no quiere sufrir consecuencias fatales. Los chicos establecen sus relaciones sentimentales ya no sobre la base de la posesión de la mujer (es mía durante el tiempo que ella esté en relación conmigo) sino a través del concepto de propiedad “soy dueño de ella” (es mía, esté o no en la relación).

No es casualidad el aumento de violencia de género ejercida por los jóvenes con este cambio agravatorio si viven en una sociedad donde, para ser alguien, tienen que tener móviles, ropa, coche, etc. No es casualidad el aumento de la violencia de género ejercido por los jóvenes en una sociedad donde éstos entran en el juego del consumismo en concepto de propietarios, dado que se elimina la noción de que esos móviles, ropa, coche, etc sean un préstamo, un favor, que sus familiares les hacen. NO, el consumismo y el capitalismo se ha normalizado a un grado donde los jóvenes perciben como obligación por parte de sus padres que les regalen (les den, les hagan propietarios de) esos objetos.

Es vergonzoso que, a día de hoy, nos estemos cuestionando qué ha pasado, por qué estamos en la situación en la que estamos y, sin embargo, acampen alegremente anuncios tan capitalistas por la tele (que ya no solamente “capitalistas”) como el de la Lotería (es decir, por parte del propio Estado¹¹) . Pero no nos tenemos que quedar ahí, en esa simple concepción de las cosas. Vayamos más allá. 

El capitalismo y el consumismo activa nuestras ganas ya no de poseer, sino de tener la propiedad sobre esto y aquello. Esa única forma de relacionarnos con nuestro alrededor es causa fundamental de creer poder hacer con las mujeres (entendidas como objeto por el sustrato machista en el que vivimos) lo que uno quiera.

Que una entidad como La Lotería fomente que nuestros sueños estén vinculados a productos capitalistas y de consumismo es un atropello. Pero no solamente eso, sino que como engranaje que es de la gran máquina capitalista que propicia el fomento de la necesidad de tener en propiedad, insta a no saber relacionarse sentimentalmente³ sobre las personas de ninguna otra forma.

Cualquier sujeto en manos del capitalismo es enemigo de las relaciones saludables.

Siempre que una entidad fomente el consumismo, va a estar propulsando el gran circo de la propiedad que, en última instancia, ayuda a asesinar a mujeres, objetos que poseer independientemente de su voluntad.

Llevamos años sin que la cosa cambie: centenares (que no decenas) de mujeres muriendo a manos de sus parejas. Quizás haya llegado ya el momento de escudriñar mejor los orígenes del problema, ¿no?

***

¹ Por mucho que luego haya sido desmentido: http://www.teinteresa.es/tecno/Whatsapp-no-culpable-ruptura-millones-parejas_0_1010900390.html

² Es interesante e importante ver cómo el romanticismo se alinea con el falso empoderamiento de la mujer a través de su cosificación para establecer como muestras de amor y de seducción actos como el envío de fotos desnudas por parte de ellas a sus parejas.

³ E incluso no sentimentalmente: celos entre amistades, familiares, vecinos/as, etc.

¹¹ Por mucho que la lotería haya nacido con una finalidad lúdica, hay formas y formas de propiciar ese objetivo.

Anuncios
Posted in: ANUNCIOS, Violencia